Llega Diciembre y poco a poco el espíritu navideño se va apropiando de nuestro hogar y rutinas y armar el Árbol de Navidad es – después de abrir los regalos – el mejor momento de las fiestas y celebraciones de fin de año.

Cada año volvemos a poner el árbol de navidad en nuestro living y en familia, y mucho más nuestros chicos, disfrutamos del momento de armarlo.

[pins_cat id=’283′]

¿Por dónde empezar?

Es importante que elijamos un buen árbol. Los adornos suman muchísimo, pero no son mágicos. En Alparamis encontramos una guía muy útil para elegir el árbol de navidad, detallan modelos, alturas, tipos de ramas, tamaños de hojas y colores. ¡Echenle un vistazo!

Para tener un árbol de navidad genial no necesitamos demasiados adornos, sino tener piezas de buen tamaño que ubicándolas en los lugares apropiados aporten brillo y luminosidad.

Para la base, una buena elección es buscar de casa un retazo de tela y apoyar el árbol sobre ella, para luego también ubicar los regalos y el pesebre que pondremos al final. Sino, también envolverla en papel madera o dentro de una maceta.

[pins_cat id=’285′]

Primeros Pasos…

Es recomendable comenzar por las luces de Navidad y ubicarlas de adentro hacia afuera y empezar por la parte baja del árbol hasta llegar a la copa.

Para decorarlo recomendamos cómo máximo utilizar tres colores diferentes y así lograr un estilo definido y es importante tener el cuenta el tamaño de nuestro árbol de Navidad al elegir el tamaño de los  adornos y  una buena técnica, es colocar los adornos más grandes en el centro para crear un efecto de luminosidad.

Para las esferas, una opción segura es conseguir de tamaños casi iguales y para los más arriesgados, pueden conseguir de unos cuantos tamaños diferentes e incorporar otros adornos, algunos hechos en casa, con formas de venado, pinos, de madera o brillosos.

[pins_cat id=’286′]

Encontramos muchísimas opciones en guirnaldas, las nevadas quedan muy bien cuando el árbol es liso y quieran darle un toque invernal. Siempre colocarlas de arriba hacia abajo, alternando distintos largos.

Una buena opción son los adornos con figuras que le dan más vida a nuestro árbol. Recomendamos colocar algunos en las partes medias y más externas de las ramas e intercalar los estilos y lograr un efecto de variedad.

Como decían en casa cuando era chica  La clave está en disfrutar” …

Si tienen espacios verdes cerca, antes del armado y como preparación para el gran evento, siempre es una buena y divertida aventura con los chicos, salir en busca de piñas y hojas que podremos usar no solo en árbol sino también en los adornos para la mesa navideña o en las coronas y el resto de la decoración.
Y como todos los años, aprovechar para que los chicos – y no tan chicos – dibujen tarjetas y escriban sus cartas a Papá Noel.

[pins_cat id=’288′]

Y para terminar, acuérdense del tradicional puntero en forma de estrella para la copa del árbol que seguramente más de un integrante de la familia va a postularse para ser quien coloque el toque final.

Inspirarse y hacer de esta Navidad un momento mágico y decorar el árbol junto a nuestros seres queridos para que todos se sientan parte de este divertido proyecto.

¡Que lo disfruten!

NUESTRA INSPIRACIÓN

[pins_cat id=’282′]